miércoles, 4 de enero de 2012

Otro vecino, el Estornino negro.


Recordando los libros que leía cuando era pequeño, al lado de la historia interminable, alguna aventura de los cinco y otros libros de fantasmas, demonios o chupadores de sangre tenia mi primer libro de animales. El joven naturalista en la ciudad, creo que se llamaba. Este libro me marco, ya me gustaba la naturaleza, pero con el aprendí muchas cosas que vistas y leídas con aquellos pequeños ojillos de niño me abrieron las puertas a un desconocido y fascinante mundo. Con este libro, empezó también mi primera colección de plumas, y mi primer encuentro con el personaje que traigo hoy. El estornino, el estornino no existía en mi pueblo, el libro estaba mal, si conocía el resto de animales de los que me hablaban, pero nunca había visto un estornino lo mas parecido eran los mirlos, pero eso no son estorninos. Quizás es por esto que siempre me sentí atraído por este pájaro. Fue muchos años después en un viaje por el norte, cuando por fin pude ver y conocer al susodicho. Yo fui creciendo, y la población de estorninos también, hoy lo encontramos en cualquier sitio, incluso como plagas en campos y ciudades.


Me encanta escucharlos cantar, son unos imitadores increíbles, lo mismo cantan como un mochuelo, que como un mirlo, que como una perdiz, que te salen con la quinta sinfonía. Son capaces de reproducir, casi cualquier sonido que escuchen a menudo. Cuando finalmente me mude de casa, seguro que pasaremos muy buenos ratos juntos.



4 comentarios:

Miguel dijo...

-Tienes mucha razón en eso de que los estorninos imitan cualquier sonido.

-Más de una vez en el parque de los Jesuitas (Salamanca) los he confundido con gavilanes y otras rapaces, y cuando llego al sitio, me llevo una decepción...al ver que son estorninos...

-Y en cuanto a su población (una plaga) ya lo avisaba Félix, estos bichos iban a ser un problema...

Saludos Miguel

El Ornitoblog

Antonio Puigg dijo...

Hola buena secuencia del este estornino,como dice Miguel son buenos imitadores yo hace tiempo escuhe y vi a uno que imitaba a una oropendola.Un saludo

Ramón Suárez dijo...

Yo recuerdo su sonido en los amaneceres pero desconocía que eran imitadores. Las fotos muy guapas, parece que están engominaos.
Saludos!!

Homo Serranus dijo...

Este concretamente, cantaba como una perdiz, super gracioso.