lunes, 4 de noviembre de 2013

Un bichito no muy querido.

Miedo, pavor, temor, fobia, estos son algunos de los sentimientos que despierta este animalillo. Quizás porque es de la familia de las arañas, quizás porque es un animal, poco común en nuestro entorno diario o quizás por estar considerado venenoso

 
El Alacrán no es de los bichitos mas laureados de nuestra fauna a pesar de llevar conviviendo con nosotros, la friolera de mas de 400 millones de años, según atestiguan los yacimientos fósiles.

Es posible localizarlo de día en las zonas en las que habita, pero si repetimos el paseo por la noche, nos sorprenderá el gran numero de ellos que podemos encontrar en muy poco terreno.

Habita en zonas tranquilas, pedregosas, escombreras o en las cortezas de los árboles y su picadura en principio, solo debería ser peligrosa en niños o personas mayores, quedando en una dolorosa experiencia, para cualquier adulto sano. Lo mas común, es que la picadura se produzca tanto en los miembros inferiores como superiores, ya sea a la hora de andar por el campo, de sentarse en alguna piedra o de meter la mano donde no se debe.

Ante una picadura, nos dirigiremos al centro de salud mas cercano tranquilamente ya que los nervios poco ayudaran, lo que no queremos, es tener un accidente mientras ayudamos a la victima.

Distinta será nuestra actitud ante casos graves, (niños, ancianos, personas sensibles), donde podrían presentarse convulsiones, taquicardias, o incluso perdida de conciencia. Si estos casos no se atienden urgentemente, puede incluso producirse la muerte del individuo en un periodo de entre 30 minutos y 12 horas. Ante casos de esta gravedad, no lo dudéis, llamada al 112 y atención sanitaria urgente.

 
Aun así, estos casos son muy escasos y lo normal es que pasen olímpicamente de los humanos, solo tendremos problemas si los molestamos y como casi siempre, suele ser mayor el miedo, que el monstruo.

3 comentarios:

Andan volando dijo...

De niños, en la sierra de Cádiz, se podían ver con frecuencia, ahora ya hace mucho que no veo ninguno. En el fondo, me trae buenos recuerdos. Un saludo

Carlos Rossi dijo...

Y yo que sí quiero verlos, a diferencia de la gente, y no topo con ellos...
¡Saludos!

Rafa Romero Porrino dijo...

Y con lo chulos que son!! Un saludo y buena idea la de traer este olvidado bicho a tu página.

Un saludete