martes, 17 de enero de 2012

El conejo 100 x 100 Español.


El conejo es una especie muy antigua, de modo que por los estudios fósiles se ha podido determinar que antes de la última glaciación abundaban en una amplia zona de Europa, que incluía a países como Francia, Bélgica, Alemania o la isla de Gran Bretaña. El posterior enfriamiento del continente los fue desplazando hasta el sur, quedando acantonados en la Península Ibérica y Norte de África, de donde volvió a extenderse hasta el norte. En el S. III los romanos los llevaron a Italia, pero en el S. XVI todavía no existían en Alemania, aunque sí han sido citados en algunos conventos, como animales de corral de las comunidades religiosas. En la antigüedad España tenía fama como país de conejos, hasta el punto de que se considera que el nombre de Hispania, de origen fenicio y del que procede la palabra España, deriva del nombre de este animal. Cátulo, llamaba a esta península “Cuniculosa Celtiberia” y en las monedas hispanorromanas de Adriano el conejo figuraba como uno de los símbolos de Iberia (W.G. Foster, 1972).



1 comentario:

Jesús Del Valle dijo...

Que bonito aquello de que el nombre fenicio Is-pahan signifique "tierra de conejos"..¡habría pocos cuando llegaron aquellas gentes!
Son increíbles, cuando los ves en terrenos absolutamente carentes de agua y luego en otro sitio los ves bebiendo en el río...se adaptan a todo con tal de que el suelo sea suelto (lo primero) para poder hacer sus conejeras, que sea algo inclinado y que esté soleado.Bueno podríamos hablar horas de ellos...
Saludos amigo