jueves, 8 de diciembre de 2011

Tan cercana y tan desconocida.

Salamanquesa común (Tarentola Mauritanica)
Este bichejo vive entre 6 y 10 años, sobre todo en paredes de roca, tejados viejos, y troncos de arboles. Se alimenta de polillas, pero no le hace ascos a ningún tipo de insecto, por lo que es muy querida en el medio rural andaluz. Cuando alguien realizaba una nueva construcción en el campo, solía pagarle a los chavales del pueblo por algunas salamanquesas capturadas para que colonizasen el nuevo territorio y así mantener a raya a mosquitos, arañas etc.
La luz de las farolas, atrae a las mariposas nocturnas y las salamanquesas siempre suelen merodear cerca para alimentarse. Es muy fácil observarlas, y muy divertido ver como cazan. En el ámbito urbano, son de actividad nocturna, aunque las que podríamos llamar silvestres también tienen actividad diurna.
La caracteriza como en toda la familia de los gekkonidae el sistema de laminillas que forman sus manos y que le permiten incluso trepar por superficies como el cristal.
Para reproducirse, la hembra pone solo dos huevos de los que saldrán salamanquesas de apenas un centímetro. 
A esta la vi no hace mucho cuando limpiaba un poco el patio.

 

1 comentario:

Miguel dijo...

-Son unos bichos de lo más curiosos, pero hay ignorantes que las llaman alimañas, dicen que son salamandras venenosas y se las cargan.
A ver si descubren un día por casualidad que estos bichos no hacen más que comer insectos, y que su mordedura no es mortal

Saludos, Miguel
El Ornitoblog