jueves, 20 de octubre de 2011

La luna.


La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.
Jaime Sabines.


Esta es la luna que se derramo por la sierra, el pasado dia 12 de este mes.

3 comentarios:

Ramón Suárez dijo...

bonito poema y bonita foto. Me encanta la que tienes en la cabecera del blog con la sierra al fondo y ese color. Bienvenido a mi blog. Saludos!!
http://avesyestrellas.blogspot.com

Ramón Suárez dijo...

Homo serranus: Mis principios en este tipo de fotografía fue dificil e incluso pensé en abandonar, pero con constancia y muchas ganas poco a poco voy aprendiendo algo. Ahora y gracias al blog además comparto mi trabajo con todos vosotros y estoy más enganchado que nunca al campo, a las aves y a la fotografía. Tu blog me parece sensacional y tu ingenio increible. No todo va a ser fotos de estudio (de eso ya hay mucho)Me parece más complicado hacer las fotos con un móvil y unos prismáticos que con mi equipo, por lo que si me apuras tus fotos tienen más mérito.

Homo Serranus dijo...

Muchisimas gracias Ramon.