miércoles, 19 de diciembre de 2012

El mochuelo (Athene noctua)


Desde pequeño, siempre me han encantado los mochuelos. Seguramente, la razón sea, varios encuentros con estas aves en mi juventud, tener en las manos esta bola de plumas de ojos grandes y amarillos es algo difícil de olvidar para un niño.

Detestada desde la antigüedad, por considerarse pájaro de mal agüero, ha salido siempre adelante dada su facilidad para colonizar cualquier pequeño agujero ya sea en paredes de piedra o arboles y a su poca exigencia a la hora de comer, pues su dieta es muy variada.

Muestra de los muchos años de convivencia entre mochuelos y humanos, encontramos en nuestra forma de hablar y expresarnos muchas citas hacia estas aves.

Al menos por estas tierras, es normal ver como se llama mochuelo a un niño que sea muy espabilado o pillo, decir que alguien carga con el mochuelo cuando se le encarga alguna tarea poco gratificante o quien no conoce el refrán “Cada mochuelo a su olivo”

Esta pequeña rapaz nocturna, se suele dejar ver ya al comenzar a caer la tarde y es fácilmente localizable por su canto. Los mochuelos, son aves fieles, una vez forman parejas, permanecen juntos toda la vida. Si localizas uno, basta tener un poco de paciencia, para encontrar a su acompañante.



6 comentarios:

Carlos Rossi dijo...

Es difícil no sentir simpatía por los mochuelos. A mí me alegran mucho en mis caminos de regreso de la sierra al atardecer en verano, rara es la tarde que no se los ve en sus rocas preferidas o en el tejado del cobertizo de la leña.
¡Saludos!

Olga Díaz dijo...

Hola Homo, esta mañana me di una vuelta por tu blog, al dejar el comentario en el mío en ese momento no sabía quién eras. Hace años entró un mochuelo en nuestro baño, en aquel momento teníamos dos gatos, pobre mochuelo tenía un miedo tremendo. Al final conseguimos que saliera y tubo mucha suerte que lo viéramos.
Saludos

faunanaturaleza,blogspot.com dijo...

Soy un enamorado de todas las Rapaces nocturnas, pero sin duda el titulo de la más simpática lo tiene el Mochuelo. Saludos

Rafa Romero dijo...

Me alegra verte de nuevo por aquí, Homo Serranus! y encima hablando de un bicho tan guapetón y simpático como el mochuelo.

Un saludete y que tengas buenas fiestas

Jesús Del Valle dijo...

Desde luego que no puede ser mas propia la postura del Mochuelo de tus fotos.
De niño los crié, como tú. Los alimentaba de unos escarabajos que recogía de las cajoneras de las bestias (mulos y asnos que había en el cortijo), tenía un tarro lleno y un día se me escaparon todos los escarabajos por casa, a mi madre le iba a dar algo...

jose antonio dijo...

Recuerdo cuando visitaba la colonia de primillas que ocupaban un convento en ruinas de Guadalcanal, y muchas tardes veía a una pareja de mochuelos entregarse a sus devaneos amorosos sobre un tejado en ruinas. La verdad es que es un ave que cae simpática a cualquiera. Saludos.