jueves, 29 de noviembre de 2012

Como una liebre encamá


Congelao, como una liebre encamá, así lleva el blog mas de un mes. Al poco tiempo del que dispongo, se ha unido una meteorología de perros en los días que he tenido libre. Las dos salidas que he tenido en estas ya cortas tardes de Otoño, las he dedicado a la micologia, buscando paseos cercanos para no perder la tarde metido en el coche. Espero ir recuperando el ritmo.
Aquí os dejo una fotillo de una liebre (Lepus granatensis), realizada ya de noche. En el Parque Natural Sierra Norte de Sevilla, su población se encuentra muy dispersa y pasa de rareza en algunas zonas a tener una población mas que aceptable en otras. Aunque en la ultima década, su numero ha descendido considerablemente, aun es fácil encontrarla, sobre todo al caer la noche.
 

3 comentarios:

Jesús Del Valle dijo...

¡Que preciosa! Además se le ve sana sin los habituales parásitos en las orejas,etc
Siempre fue un animal emocionante para los que de niños vivimos el campo, su arranque, su carrera tan vistosa, sus orejas y lomo, su encame, todo era como para contar a los críos y deslumbrarlos.

Homo Serranus dijo...

En este tiempo estan muy sanas, en veranos secos como el que hemos pasado es cuando mas las castigan los parasitos.

Olga Díaz dijo...

Este es el animal que siendo pequeña más me gustaba, mi tía tenía uno y yo le daba de comer, un día mi conejo no estaba y nadie me contestaba.... en mi tierra se hacen muchas empanadas..Te puedes imaginar el disgusto que nunca he olvidado.

Tengo ganas de pintar uno.
Un saludo