viernes, 29 de junio de 2012

Aro.


Planta venenosa. Aunque su toxicidad, desaparece con el calor o al desecarla, no es recomendable ingerirla ya que nunca podremos estar seguros al cien por cien de haber eliminado todas las toxinas.
Para uso medicinal, tomaremos sus hojas, que serán estupendas para pequeñas heridas en la piel, quemaduras, verrugas, callos o sabañones. Bastara con lavar las hojas y aplicarla directamente en la zona.


2 comentarios:

Juan dijo...

Es interesante saber el uso medicinal de las plantas,ya te puede ser de gran ayuda en el monte.Yo,sinceramente,no conocía la toxicidad del aro jaja.

Saludos desde Jerez de la frontera ;)

Jesús Del Valle dijo...

Me ha interesado muchísimo, pues en mi finca de Malpica de Tajo,Toledo hay muchas, así que me viene fenomenal lo que me cuentas, no sabía que fuera curativa de esa manera.Saludos y malditos los escopeteros que le tiran a los Búhos, son tan brutos que le atizan a todo lo que les salga al paso.