martes, 8 de noviembre de 2011

Cinco segundos mirando al suelo.

El día que vas a ir al campo, al salir por la mañana miras el cielo.
Llegas al trabajo mirando el cielo.
Sales del trabajo mirando el cielo.
Llegas a casa, comes rápido y al salir vuelves a mirar el cielo.
Te marchas a tu sitio favorito mirando al cielo.
Llegas al sitio mirando al cielo y piensas:
Quizás hoy no sea un buen día para ver aves.
Diriges la mirada al suelo buscando un plan alternativo y te agachas para observar una autentica autopista de hormigas.
Han sido solo cinco segundos los que has bajado la vista, pero al volver a levantarla...........................................................................¡¡¡mas de uno, mas de dos, y mas de tres!!!.
Ahora miras al cielo, y los ves.


1 comentario:

Ramón Suárez dijo...

Me siento identificado con esta entrada: Siempre mirando al cielo; de día por las aves y de noche por las estrellas. un saludo!!