lunes, 14 de octubre de 2013

Los ojos de la piedra.

Ojos amarillos que iluminan mi día
acelera mi sangre caliente
deteniendo mis pasos a tu presencia.

Para mi sacia tus pliegues de inocencia
no tengas a luna en un cofre
que no nos llenará al dejar caer su lluvia.

Sus luces colorean el obrar de su tibia
luz apoderándose de mi ser
el sentir bordeará mis lazos y sonreirá.

Ojos que me conversan con paciencia
en mi deteniendo su brillante
amarillo al sentir mi presencia.
 
 

3 comentarios:

Andan volando dijo...

Que suerte la de este mochuelo.. Saludos.
Antes "mit allem Drum.... "

Homo Serranus dijo...

Me encanta este bicho!!

Carlos Rossi dijo...

Los bolos de granito no serían lo mismo sin la silueta rechoncha del mochuelo.
¡Saludos!